Con un numeroso público asistente, se realizó el 29 de mayo -en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo-, la jornada «La calidad de las plantas como llave para una viticultura sustentable y competitiva». Este encuentro estuvo coorganizado por el Instituto Nacional de la Semilla (INASE), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Asociación de Investigación, Desarrollo e Innovación de COVIAR, cuyo objetivo fue fomentar la actualización y capacitación de los involucrados en el sector vitícola: viveros y productores fundamentalmente. 

Walter Bressia, vicepresidente de COVIAR, en el acto de apertura dijo: «la vitivinicultura se ha caracterizado por ir un paso adelante logrando importantes resultados; es una actividad que no se detiene y los próximos desafíos son la competitividad y la calidad para los distintos segmentos y destinos… Creo que esta jornada es muy oportuna y es lo que hace grande a la actividad…». 

Raimundo Lavignolle, presidente del INASE, destacó el trabajo que viene realizando la institución a fin de promover una eficiente actividad de producción y comercialización de semillas, asegurar al productor vitivinícola la identidad y calidad de los materiales que adquieren.

Hernán Vila, representante del INTA Argentina, sostuvo que se trata de un proceso que tiene como finalidad ofrecer las mejores plantas a los productores para obtener buenos rendimientos y óptima calidad en sus productos, sostener los empleos y trabajar de manera cuidadosa con el ambiente.

Por la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo, Rodrigo López Plantey, sostuvo que es grato para la institución plantear temáticas de actualidad que muestren el gran interés por alcanzar la excelencia en el tema vitícola sobre todo en lo relacionado a la sustentabilidad.

Entre los factores de desarrollo competitivo del sector vitivinícola y que aportan a la calidad de la materia prima uva, reflejado en los vinos obtenidos, se encuentra el uso de plantas de vid sanas, libres de virus, insectos, hongos y bacterias, de lo que depende, en buena medida, el éxito del prendimiento de las plantas, el rendimiento por hectárea potencial, la calidad potencial de las uvas y la longevidad de los viñedos.

La jornada se desarrolló bajo los siguientes temas: evolución del encepado vitícola argentino; marco para la producción del material de propagación de vid en Argentina; implicancias de los problemas sanitarios en material de propagación de vid; uso de portainjertos en viticultura.

Además se realizaron, en el segundo bloque, dos espacios de intercambio de conocimientos y experiencias refiridos a:

  • consideraciones desde el punto de vista de los consumidores de plantas (a cargo de técnicos de las empresas Catena, Zuccardi, Callia y Grupo Peñaflor y Centro de Desarrollo Vitícola de Maipú) moderado por Luis Reginato.
  • consideraciones desde el punto de vista de los viveristas (Viveros Mercier, Vivero San Nicolás y Vivero Productora) moderados por Leandro Montané (INASE).
     

Contacto: virginia.furlani@coviar.com.ar