La Corporación Vitivinícola Argentina, tras ser la primera en alertar sobre el proyecto de Ley de Impuesto al vino para financiar la creación del ENADED, concretó una serie de reuniones en estos días con los diputados Mauricio Gómez Bull (propulsor de la ley), Guillermo Carmona y Anabel Fernández Sagasti, al encuentro asistieron en representación la Coviar, su presidenta Hilda Vaieretti, José Alberto Zuccardi, Sergio Villanueva y Carlos Fiochetta.

Lograron frenar el proyecto de ley que fijaba un impuesto al vino. El polémico gravamen se incluía en una norma que debía tratar el Congreso para financiar la actividad deportiva del país. El diputado nacional Guillermo Carmona expresó: “Pero excluyendo lo que disponía el proyecto en el artículo 50, que es el financiamiento a través de un canon que se iba a aplicar a bebidas alcohólicas y no alcohólicas y a otros productos como el tabaco”.

Por su parte, el gerente de ACOVI, Carlos Ianizotto, expresó “Queremos confirmar que este proyecto de ley y este impuesto al vino y a las bebidas en general, iba a quedar totalmente sin aplicación”.

Tras una reunión con la Comisión de Presupuesto y Hacienda, los diputados nacionales anularon ayer el artículo que creaba un impuesto a las ventas de bebidas alcohólicas, bebidas analcohólicas, energizantes y cigarrillos para financiar la creación del Ente Nacional de Desarrollo Deportivo (Enaded) a través de la Asignación Universal por Hijo en el Deporte.

Sergio Villanueva gerente de la Unión Vitivinícola Argentina, destacó “Hemos puesto todo el esfuerzo para establecer la contradicción en nombrar al vino argentino como bebida nacional y luego tratar de ponerle un impuesto, sobre todo a una industria que en todo caso está requiriendo un recurso para salir de la crisis, crisis profundísima del sector primario y que se la iban a extraer en casi 600 millones de pesos de un plumazo e iban a ser transferidos a la rentabilidad de las bodegas o directamente al productor”.

Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina que “hay que destacar las gestiones de Guillermo Carmona, Anabel Fernandez Sagasti, Roberto Pradines y de los gobernadores de Mendoza y San Juan, de muchas otras personas a las cuales les explicamos la inconveniencia de que el vino fuera gravado una vez más, en realidad de que el presupuesto nacional con el ingreso que tiene el Estado anualmente, tiene los suficientes recursos como para desarrollar los proyectos que quieran”.