Ante las exigencias mundiales del mundo del vino, orientadas básicamente a la calidad, la Bodega Familia Crotta está trabajando en la incorporación de tecnología a fin de responder a las preferencias de los consumidores.

La actualización tecnológica – que se aplicará a la línea “Comienzos”- apunta a la adquisición de una despalilladora y una prensa neumática que además de mejorar la calidad del vino, permitirá disminuir los gastos de reparación de maquinaria obsoleta y en insumos enológicos, como así también aumentar las ventas en un 50% en el segmento de vinos.

A nivel calidad del vino, la incorporación tecnológica generará mejoras relacionadas a: mejora gustativa, mayor concentración de color, ligero aumento del grado alcohólico y control de la temperatura en la fermentación.

Carlos Crotta, propietario de la Bodega, resaltó la importancia de incorporar tecnología a sus productos para competir, con los vinos argentinos, en un mundo de exigentes consumidores.

COVIAR gestionó, ante el Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR), el proyecto de Fortalecimiento a la Innovación Tecnológica del Aglomerado Industrial Enológico (FITAP) y consiguió la financiación por un total de 27 millones de pesos ($20,5 millones entre aportes reembolsables y no reembolsables más $ 6,5 millones con desembolsos de la contraparte) para generar acciones de innovación, desarrollo tecnológico, modernización tecnológica y asistencia técnica.